El Abra del Acay es la carretera más alta de todo el continente americano y ofrece uno de los paisajes más impactates del norte de Argentina.

Es un paso ubicado a 5.061 metros sobre el nivel del mar, en la provincia de Salta, convirtiéndose en la máxima altura alcanzada por la ruta 40.

Abra del Acay en Salta, el paso carretero más alto del continente americano

En el Abra del Acay, o en el también conocido como “nido del viento blanco”, hay un cartel vial que indica la altitud de 4895 msnm pero mediciones con GPS pueden dar valores superiores.

Adicionalmente, han existido carteles que indicaban una altura de 4.959 msnm siendo 5061 msnm su punto de mayor altitud,

Pero más alla del dato estadístico, este paso es un hito de altura en varios sentidos.

Se construyó en la década de 1960, iniciándose los trabajos en el año 1957.

Se inauguró el 8 de julio de 1960 luego de tres años de construcción, enlazando las planicies de la puna con los valles Calchaquíes.

Para esto, se siguió el trazado del antiguo camino inca, el mismo que se recorrió en las expediciones de los conquistadores Diego de Almagro y Juan de Matienzo, faldeando las laderas del Nevado de Acay.

Lleva ese nombre por su proximidad al Nevado de Acay de 5.995 m de altura, una de las tantas montañas sagradas de Salta, y tanto en su cima como en los alrededores hay clara evidencia de presencia humana precolombina. 

A fin de preservar un ambiente natural representativo de la alta montaña y de gran belleza paisajística, fue declarado como Monumento natural provincial por ley nº 6808.

Abra del Acay, Salta, Argentina

Este paso, une la precordillera Andina con los valles Calchaquíes.

Está ubicado a 45 km al sur de la localidad de San Antonio de los Cobres y 46 km al norte del pueblo de La Poma, ambos en la provincia de Salta y en una de las zonas más impactantes por su naturaleza y paisajes de otro mundo.

Este paso precordillerano une la hermosa Puna con el Valle Calchaquí Superior, ofreciendo un recorrido único e imperdible.

El viajero pasará de las frías y áridas montañas de la cordillera a un valle generoso en aguas de deshielo que bajan de los picos superiores, campos de cultivos verdes y cerros rojizos. ¿Te lo imaginás?

Además de hacer el recorrido en auto, principalmente en camioneta de doble tracción, los viajeros desafían la altura en bicicleta, opción solo apta para quienes tengan buen estado físico y sean amantes del turismo aventura.

Noticias relacionadas