Las Dunas de Tatón en Catamarca figuran entre las más altas de América del Sur.
Sus montañas de arena alcanzan una altura promedio superior a los 2000 metros.

Kilómetros y kilómetros de desierto y médanos que suben y se pierden en los cerros… un destino imperdible por su deslumbrante paisaje!

Dunas de Tatón en Catamarca, un inmenso desierto de montañas de arena

Tatón es una localidad del Departamento Tinogasta, en el oeste de la provincia argentina de Catamarca, muy cercano a Fiambalá.

En este lugar hay más arena que tierra, es aquí donde se hallan las famosas dunas, las más célebres de Catamarca, que por su importancia son dominio público e internacional. 

Se caracteriza por presentar una gran cantidad de médanos inmensos, muy codiciados y elegidos por aquellos que practican deportes como el sandboard o travesías en vehículos 4×4

Camino a las Dunas de Tatón, Tinogasta.

También para los amantes de la fotografía y de los paisajes es un lugar único.

Este desierto blanco cautiva con su imagen y tienta a la aventura.

En las ciudades de Fiambalá y Tinogasta se encuentra mayormente el hospedaje para visitar este sitio.

Dunas de Tatón, Catamarca - ph www.argentina.travel

Las Dunas de Tatón proponen un desafío y encanto para los sentidos.

Este terreno de montañas de arena con su apariencia desolada constituye un atractivo ineludible al paso por Fiambalá.

Se accede hasta este paisaje maravilloso, transitando unos 25 Kms desde la ciudad por Ruta Provincial Nº 34. 

Se puede conocer todo el año, siempre y cuando tengamos en cuenta que en verano hace mucho calor en el desierto y que el camino puede cortarse por las crecidas estivales.

Dunas de Tatón, Catamarca - ph www.turismo.catamarca.gob.ar

El Rally Dakar tiene este paraje como uno de sus favoritos. 

Pocos paisajes más raros y magnéticos tiene el Norte oculto para quien los quiera descubrir.

Tal es así que muchos pilotos del Rally Dakar practican para la siguiente competencia… esto pone en evidencia el atractivo del lugar… 

El aire es puro y acaricia con las leves brizas las montañas de arena, mientras en el vigoroso silencio solo se percibe la paz, la tranquilidad en las cumbres de la inmensidad.

Un lugar aún poco explorado dentro de la vasta geografía argentina, un imperdible para los viajeros que andan en búsqueda de aventuras, emociones y paisajes únicos.

Desde la ciudad de Tinogasta se llega a Tatón, una pequeña y amable localidad en la cordillera catamarqueña, luego de recorrer 92 kilómetros de increíbles paisajes, en los que se pueden apreciar las características singulares de la puna y la pre-puna.

La cercanía con las Termas de Fiambalá permite combinar la adrenalina con el máximo relax.

Las Dunas de Tatón pueden visitarse durante todo el año, si bien durante el verano es recomendable ir bien temprano por la mañana o hacia el atardecer.

Noticias relacionadas