La Provincia de Jujuy se sitúa en el ángulo noroeste de la República Argentina. Limita al norte y al oeste, con las Repúblicas de Bolivia y Chile respectivamente, y al sur y al este con la Provincia de Salta.

Tiene una superficie de 53.219 km2 y es atravesada por el Trópico de Capricornio a la altura de Huacalera, con localidades entre los 350 a los 5000 msnm. En virtud de sus características ecológicas y climáticas, ha sido dividida en cuatro zonas, cada una de ellas con flora y fauna diferentes y con actividades agropecuarias y forestales definidas. Esta división geográfica determina los cuatro circuitos turísticos clásicos de Jujuy: los Valles, la Quebrada de Humahuaca, las Yungas y la Puna.

Jujuy como destino turístico sintetiza en perfecta armonía las costumbres ancestrales y su patrimonio cultural e histórico en un ámbito de singular belleza paisajística. Su variada infraestructura hotelera y gastronómica regional e internacional complementan las virtudes naturales de un lugar excepcional. La provincia se encuentra ubicada en una región de inmejorables condiciones estratégicas, al limitar con dos países y formar parte de un corredor bioceánico articulado por el Paso de Jama, propiciando un marco de integración y desarrollo de óptimas características. Sus carreteras permiten una ágil conectividad con todas las regiones de la provincia que presenta, en estrecho territorio, una multiplicidad de geografías dignas de ser conocidas.

En el aspecto cultural Jujuy se destaca por su rico acervo histórico al haber sido testigo activo de las gestas mas importantes de la historia Argentina, siendo asentamiento de antiguos pueblos aborígenes y ruta de paso obligada en el período hispánico, Jujuy cuenta con un nutrido calendario de festividades religiosas y culturales para disfrutar a lo largo de todo el año. Además en Jujuy, como en ningún otro lugar del país, el ritual religioso católico adquiere características de singular importancia, ya que convive con las antiguas tradiciones ancestrales de los pueblos originarios de esta región, produciéndose una verdadera fusión que da origen a un sincretismo de lo Andino y lo Occidental en un valioso ritual litúrgico con importantes y fervientes manifestaciones de religiosidad.

Destinos turísticos cercanos