Nono se encuetra dentro de la localidad del Valle de Traslasierras, a 910 metros sobre el nivel del mar, a 150 Km. de la capital provincial y esta separado de Mina Clavero por el pequeño poblado de Arroyo de Los Patos.

Nono

El río Nono, el arroyo Las Rabonas y el cordón de las Sierras Grandes conforman los límites del pueblo.

Surcado por dos ríos de características completamente distintas: el río de Los Sauces; de aguas cálidas y playas extensas y el río Chico de Nono, que en su recorrido encajonado entre piedras y desniveles forma cascadas y remansos que son un placer para la vista y el cuerpo.

Toma su nombre de un antiguo vocablo aborigen “ñuño” que significa “Pechos de Mujer”, haciendo referencia a dos cerros cónicos ubicados en el lugar. Nono nació de una colonia inglesa, vivió del cultivo y acopio de tabaco y hoy es conocido por sus plantaciones de frutillas.

Este antiguo paraje, hoy es considerado un destino nuevo e imperdible por su imponente tranquilidad y marco natural que realmente permiten, durante todo el año, recuperar energías, relajarse y vivir un sueño serrano del que no querrá regresar.

La plaza es uno de los atractivos de Nono, las construcciones que la rodean le dan un aire de pueblito detenido en el tiempo.

San Huberto, La Quebrada, Los Algarrobos y El Huaico son otros pintorescos parajes situados en los alrededores de Nono.

Nono ofrece alternativas para todos los gustos. Caminar por las calles del pueblo, cabalgar por las sierras, realizar excursiones guiadas y disfrutar de la arquitectura colonial, son sólo algunas de las opciones que esta localidad ofrece a los turistas.  Se trata de una típica villa serrana, que además de su encantador paisaje, ofrece una excelente gastronomía. Sus habitantes lo definen como el lugar indicado para disfrutar de la comida criolla: cabritos a la llama, asado con cuero, empanadas fritas y truchas rellenas, son los platos tradicionales de la zona.

El protagonista principal de este pueblo durante el verano, es el manso Río Chico, que corre entre rocas y  árboles, ideal para el descanso, la relajación y el disfrute de los niños. Por las noches, los turistas pueden concurrir a restoranes, bares y pubs. Aquellos que prefieran un mayor ritmo nocturno, pueden trasladarse a la ciudad de Mina Clavero, que cuenta con discotecas, casino y bingo.

Para alojar a sus visitantes, Nono posee hoteles, casas de alquiler, cabañas muy confortables y dos campings con servicio de luz eléctrica y agua caliente. Además,  a pocos kilómetros del pueblo, se encuentran magníficas estancias de turismo rural, que ponen a los visitantes en contacto con la autentica vida de campo, pero sin abandonar el confort.

Aquellos visitantes  que elijan a Nono como destino turístico, no deben perderse la posibilidad de conocer:

El Museo ROCSEN que se encuentra  a 5 km de  Nono. Aquí tendrán  la posibilidad de conocer un singular Museo que alberga más de 18.000 piezas arqueológicas. El lugar está abierto al público desde las 9.00 hs hasta la puesta del sol, en horario corrido, los 365 días del año.

El Dique LA VIÑA que es uno de los embalses más profundos de Latinoamérica, con su murallón de más de 100 metros de altura y su lago apto para la pesca y los deportes náuticos.

El Cerro CHAMPAQUÍ: A pocos kilómetros de Nono, se encuentra la elevación montañosa más alta de Córdoba, con 2.884 metros sobre el nivel del mar, en donde se pueden desarrollar múltiples actividades de turismo aventura: trekking, cabalgatas y travesías 4 x 4 son las más solicitadas por los turistas.

Destinos turísticos cercanos

Otros lugares turisticos para conocer