Variada y rica en paisajes naturales, se vive tanto la aventura de volar en aladelta por el paisaje serrano como la calma de sus pueblos rurales, o sus extensas playas para disfrutar desde la mañana hasta la caída del sol.

Pescar en escenarios increíbles; recorrer las rutas gourmet que tientan con banquetes artesanales; o dar un paseo en catamarán para ceder ante el ritmo tranquilo del Delta.

La Provincia de Buenos Aires posee un marcado desarrollo turístico, que se manifiesta en diversas áreas.

La forma de turismo más desarrollada son las playas de la costa de la provincia, junto al mar Argentino. Son casi 1.200 km de playas, junto a las cuales hay balnearios con diversos grados de desarrollo urbano. Algunos basan su atractivo turístico en un escaso desarrollo urbano que facilite el acceso a los atractivos naturales del lugar (no solamente las playas, sino también los bosques o zonas con dunas), mientras que otros sitios se desarrollan en un grado que les permita recibir a grandes cantidades de turistas y brindar los servicios adecuados para estos. La ciudad más destacada es Mar del Plata, que es el destino turístico más importante del país, junto a otras como San Bernardo del Tuyú, San Clemente del Tuyú, Santa Teresita y Mar de Ajó en el partido de La Costa -segundo destino turístico más importante del país-64 Necochea, Miramar, Pinamar, Villa Gesell y Monte Hermoso, entre otras.
El Delta del río Paraná, situado junto a la Provincia de Entre Ríos, es otro sitio con desarrollo turístico orientado hacia el uso de lanchas u otros vehículos acuáticos, cuya cabecera es la localidad de Tigre en el partido homónimo.
Al centro-sur de la provincia se encuentran los sistemas serranos de Ventania y Tandilla. Allí se llevan a cabo actividades de montañismo y excursionismo. Los centros turísticos serranos más importantes son Sierra de la Ventana, cercano al Cerro Tres Picos, que es el más alto de la Provincia, y Tandil, con su réplica de la famosa piedra movediza que es el símbolo más importante de la ciudad.
Algunas lagunas bonaerenses son explotadas turísticamente. Las de mayor infraestructura son la Laguna de Gómez, ubicada en la ciudad de Junín dentro del Parque Natural Laguna de Gómez, y la Laguna de Chascomús, junto a la ciudad homónima. Otras lagunas con gran actividad náutica y pesquera son las denominadas “encadenadas del oeste”, encontrándose Laguna del Monte, Laguna Cochicó o Laguna Alsina.
Hay también numerosas estancias a lo largo de las zonas pampeanas de la provincia. Éstas basan su atractivo turístico en la vida rural y en la figura del gaucho. Poblaciones que poseen estancias en sus alrededores son San Antonio de Areco, General Madariaga, Maipú, Capilla del Señor, Tapalqué y Dolores, entre otras.
Algunas ciudades tienen también importantes iglesias o sitios de interés para la religión cristiana del país, los cuales motivan el turismo religioso. El destino más conocido es la ciudad de Luján, seguido por San Nicolás de los Arroyos, a donde se realizan peregrinaciones todos los años.

fuente: argentina.tur.ar
fuente: wikipedia.org

Destinos turísticos cercanos