El Tajamar de Alta Gracia es el dique artificial más antiguo de la provincia de Córdoba y fue construido por los Jesuitas en el año 1659.

Tajamar de Alta Gracia

Su caudal de agua permitía el riego de los sembradíos, además del funcionamiento de dos molinos harineros y un batán.

Hoy en día es un lugar de encuentro familiar y esparcimiento, un lugar único e imperdible de la ciudad de Alta Gracia.

El Tajamar es una más de las construcciones del legado jesuita que se encuentra ubicado en la Localidad de Alta Gracia, en el Valle de Paravachasca, a 36 km. de la Ciudad de Córdoba Capital, accediendo por la Ruta Provincial Nº 5.

Esta obra fue diseñada y construida por la inteligencia y sabiduría de los padres jesuitas, quienes durante el siglo XVII tuvieron como objetivo lograr la optimización del aprovechamiento del agua.

Así es como diseñaron y construyeron, con la fuerza laboral de los aborígenes, diferentes muros a modo de pequeños diques que encauzaban las aguas del actual arroyo “Los Paredones”, por medio de acequias almacenándolas finalmente en el Tajamar y así ser utilizadas posteriormente, para el riego de la huerta, la cual estaba ubicada sobre calle del antiguo Molino.

Además de ser una importante reserva para riego y mejoramiento productivo de las tierras, las aguas depositadas en el tajamar fueron la fuerza propulsora para la obtención de molienda de granos y harinas.

El agua era dirigida por una acequia haciendo girar la rueda del molino que movía una piedra, la cual friccionaba con otra que permanecía fija, moliendo de esta manera los granos.

Este Tajamar, construido en 1653, fue el primer dique de la Provincia de Córdoba y fue parte fundamental del sistema productivo de la estancia, proveyendo el riego a huertas y quintas y siendo el propulsor de los dos molinos harineros.

Actualmente esta obra constituye un ícono para la ciudad de Alta Gracia, donde los turistas y habitantes pueden pasear y disfrutar del lindo paisaje que ofrece esta obra histórica.

Otros lugares turisticos para conocer