El nuevo circuito de “La Vuelta al Pique” invita a la aventura en el departamento de Chilecito. Creado por la Secretaría de Turismo de La Rioja, ofrece al visitante la posibilidad de recorrer impresionantes y emocionantes caminos de montaña aptos para el trekking o mountain bike durante todo el año.

La vuelta al pique, nuevo circuito de aventura en Chilecito, La RiojaLa vuelta al pique debe su nombre a punto del paisaje en el que se cultivaban nogales llamado El Pique, con subidas y descensos en caracol hasta el punto máximo, a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar.

El nuevo circuito, ubicado en el Departamento de Chilecito en la provincia de La Rioja, recorre caminos de montaña que son atravesados por ríos de cauce temporario, donde la riqueza de su atractivo invita a la aventura del trekking o mountain bike durante todo el año.
 
Hacer turismo alternativo en la provincia de La Rioja es igual a conectarse con la naturaleza y descubrir en cada tramo la esencia de lugares únicos que permiten conocer rincones aún vírgenes, donde la pureza del aire y la paleta colorida de cerros y quebradas, hacen un contraste perfecto el cielo.

NATURALEZA Y CULTURA EN LA VUELTA AL PIQUE EN LA RIOJA

En un recorrido por la ladera este del Cordón del Famatina, al oeste de La Rioja, se llega a este lugar que une diferentes circuitos de gran interés turístico, en los que se pueden realizar actividades de trekking, cabalgata y cicloturismo, entre otras.
 
Desde El Pique se pueden tomar senderos que llevan a la mina, al paraje Las Chúcaras o a Santa Florentina, o continuar el recorrido hacia Guanchín, un poblado ubicado unos mil metros más abajo.

La vuelta al pique debe su nombre a punto del paisaje en el que se cultivaban nogales llamado El Pique, con subidas y descensos en caracol hasta el punto máximo, a unos 3.000 metros sobre el nivel del mar.

Los increibles paisajes de la vuelta al pique en La Rioja

El trayecto del camino propone ascender a una altura máxima de 2500 metros sobre el nivel del mar, convirtiéndose en el lugar obligado a disfrutar de una extraordinaria excursión por laderas seguras y atravesar  el legado de la cultura originaria que abrigó este tramo de territorio riojano.
 
El circuito también incluye sitios arqueológicos y escenarios naturales que remontan a los orígenes de estas  tierras; condensando la historia de sus rocas y sus pueblos. Justamente, por sus producciones agrícolas, las comunas de Santa Florentina, Guanchin, Sañogasta y Miranda, ofrecen productos naturales y la idiosincrasia de los pueblos de montañas.
 
El visitante deberá estar pendiente a la naturaleza para conocer la fauna, especialmente las aves rapaces, como grandes cóndores, aguiluchos y el águila blanca -especie en extinción- además de perdices y martinetas copetonas, y entre los mamíferos se destacan guanacos, zorros y la taruca o alce andino, como llaman al huemul, aunque muy difícil de avistar.

fuente y más info: telam.com.ar 

Noticias relacionadas