El Ovnipuerto de Cachi es un espacio construido por el suizo Werner Jaisli con rocas blancas dispuesta geométricamente en una zona ubicada en el acceso a las serranías del norte de Cachi en la provincia de Salta.

Muy cerca de la entrada a la zona desde donde se levanta el famoso nevado de Cachi.

Allí, según los relatos de Werner, seres interplanetarios lo habían contactado telepáticamente en una noche de noviembre de 2008 y le habían ordenado diseñar una serie de dibujos con la disposición de rocas del lugar.

A partir de esa orden Jaisli comenzó a diseñar lo que en aquella época se conoció como Ovnipuerto de Cachi, un lugar donde incluso se podría tomar contacto con seres de otros interplanetarios. La historia revolucionó a los buscadores y seguidores del mundo ovni y desde ese momento el lugar fue otro punto de referencia para los turistas, que el municipio podría aprovechar bajo este acuerdo.

Sobre el excéntrico Werner no se sabe mucho, solo que la gente ya lo había dejado de ver a menudo por las calles del pueblo y tampoco se sabe cuál será su destino, una vez que se haya ido de Cachi.

Algunos aseguran que volvería a su país de origen.

Ovnipuerto de Cachi, Salta

"Acá la gente lo dejó de ver por las calles del pueblo y comenzó a tejer las más curiosas teorías. Hasta decía que se lo había llevado un plato volador. Eso no es así, se fue porque ya estaba cansado", aseguró desde la comuna David Zuleta.

El ovnipuerto de Cachi que Werner denominó "La esperanza" está a unos 4 kilómetros del pueblo.

Era muy común entonces ver a este suizo de casi 70 años por las callecitas vallistas ataviado como si fuera un sacerdote druida, aquellos eruditas celtas precristianos especializados en las ciencias ocultas y la filosofía. Werner usaba barba blanca en punta, una chaqueta negra con botones de asta de ciervo, una pollera a media pierna, una toca y completaba la rareza estilística unas botas estilo texano.

El lugar en donde hizo el Ovnipuerto de Cachi se llama Fuerte Alto y ocupa un espacio aproximado de unas 4 cuadras.

Allí trazó con piedras una estrella de 36 puntas, con 48 metros de diámetro y al medio de la cual hay otra menor, del mismo color, pero de 12 puntas. A toda la obra se la puede ver desde las alturas.

La comenzó a hacer en 2008 y en 2012, tan solo 4 años, ya la tuvo lista.

Fuente: El Tribuno
Video: Tripin.travel

Otros lugares turisticos para conocer