Contrariamente a lo habitual, el origen de esta parroquia es anterior a la fundación de la ciudad.

Iniciada su construcción en 1807, la Iglesia San Antonio de Gualeguay sería inaugurada varios años más tarde, en 1836, debido a algunos deterioros que sufrió el edificio, tuvo que realizar un nuevo templo, que finalmente el 13 de junio, día patronal de 1882 se procedió a impartir la bendición al nuevo templo.

Entre sus detalles arquitectónicos vale hacer referencia al altar mayor, construido en mármol de carrara y ónix, y a las 38 columnas de estilo dórico que separan las tres naves ubicadas en posición de cruz latina.

En su interior pueden contemplarse magníficos frescos, obra del artista José Pierini, que son reproducciones de “La Transfiguración” de Rafael, “La Sagrada Familia” de Murillo, entre otros.

La Iglesia San Antonio se alza majestuoso frente a la plaza.

Otros lugares turisticos para conocer