La Reserva Ictícola Provincial de Curuzú Chalí es de una superficie de 14.000 ha, con una gran cantidad de islas, lagunas, riachos y arroyos donde abunda la pesca mayor, es decir el dorado y el surubí.

La isla de Curuzú Chalí se encuentra 10 km al norte de la ciudad de La Paz y tiene una superficie de 14 000 hectáreas que constituyen una zona de reserva para la pesca deportiva que fue creada por decreto 424/1968 del 2 de octubre de 1968.

La reserva incluye el riacho Espinillo desde su confluencia con el río Guayquiraró hasta su desembocadura en el Paraná, y los arroyos Cañas, Indio, Raigones, Víboras y los demás causes interiores de la isla.

La isla se halla rodeada por el río Paraná y el riacho Espinillo y es en realidad un conjunto de islas que forman un bloque, que se halla atravesada por numerosos arroyos que son brazos del río Paraná, entre ellos: Raigones, las Víboras, el Largo, el Indio, Basilio y las Cañas, junto con varias lagunas interconectadas con el río: Brasileña, del Dorado y de las Yeguas.

Uno de los principales atractivos de la pesca deportiva en La Paz es el Dorado, también conocido como “Tigre de los Ríos” tan apreciado por la combatividad en su captura, y el Surubí, “Gigante de los Ríos”, el cual se destaca por el tamaño de sus piezas en esta parte del Paraná.

Los paceños vienen desarrollando un fuerte trabajo de conciencia en la protección de su Reserva Ictica Provincial “Curuzú Chalí” que, junto al inmenso Delta de 15.000 hectáreas, innumerables islas menores, lagunas, arroyos, riachuelos y la colosal masa de vegetación acuática, crea un ecosistema adecuado para la reproducción de éstas especies favoritas de los pescadores.

Es ideal también, por la variedad de sus pájaros, para realizar safaris fotográficos.

La caza en la región se ve favorecida con 3.000 km2 de bosques naturales y campos sembrados, donde abundan las perdices y palomas de distintas especies: torcaza grande o turca, torcaza manchada o cenicienta y torcaza mediana.

En los grandes bañados e islas proliferan gallaretas, cuervillos de cañada y patos de distintas especies.

Existen también distintos lugares para la práctica del trekking, en especial el arroyo Feliciano.

Otra actividad que reúne a muchos adeptos, por las posibilidades del lugar, es el wilderness canoeing.

Otros lugares turisticos para conocer