La Catedral María Auxiliadora, está situada en Avenida Argentina 250, en la ciudad de Neuquén Capital.

Se construyó debido a que la comunidad Católica de la ciudad necesitaba una nueva y amplia casa parroquial para la celebración de las misas, bautismos y casamientos, bajo la advocación de María Auxiliadora.

Inaugurada en la década del ´60, reemplazó a la antigua capilla Nuestra Señora de los Dolores, la cual deja su función natural después de 53 años para pasar a ser la actual librería y santería parroquial.

Catedral María Auxiliadora de la ciudad de Neuquen

El edificio, de carácter ecléctico, posee características que combinan los estilos románico y neogótico, con planta de cruz latina.

La fachada de la Catedral María Auxiliadora es de ladrillo a la vista sin ningún tipo de tratamiento. En su frente posee ventanas de arco ojival, un rosetón de vitreaux, la puerta de acceso es abovedada en su parte superior. La fachada remata con dos torres de base y cuerpo cuadrado.

En el interior del edificio se presenta una nave central, dos naves laterales y un crucero que le da la forma de cruz latina, en el presbiterio.

La nave central culmina en ábside y la misma está separada por intercolumnios de ladrillo de las naves laterales. La nave lateral izquierda atraviesa el crucero, terminando en una pequeña capilla. El techo interior es totalmente de madera.

La catedral posee las siguientes imágenes:
El altar mayor; Cristo crucificado, (obra tallada en madera), María Auxiliadora, Patrona de la ciudad y del Agro Argentino. En el crucero San José. En la nave lateral izquierda, Santa Teresita del Niño Jesús y Cristo crucificado. Y en la nave lateral derecha, un telar con la imagen de la Virgen de Guadalupe, patrona de México. La torre que figuraba en los planos originales no se concretó hasta el año 2001, estaba marcada con una altura de 14 mts., aproximadamente.

El paso de denominación de parroquia a catedral se debe a que con la creación de la Diócesis de Neuquén, el edificio pasó a ser la sede más importante de dicho obispado.

En 1961, el Papa Juan XXIII creó la Diócesis del Neuquén nombrando como primer obispo a Monseñor Don Jaime de Nevares.

En el interior de la Catedral María Auxiliadora y en la nave lateral izquierda, se encuentran los restos de Don Jaime, quien falleciera en 1995, a los 80 años de edad.

Fuente: neuquentur.gob.ar

Otros lugares turisticos para conocer