El cerro de los siete colores se encuentra en Purmamarca, en la provincia de Jujuy.

Es producto de una compleja historia geológica, sus distintas capas de colores son el resultado de los sedimentos marinos, lacustres y fluviales que desde hace 600 millones de años se fueron depositando en la zona, y que luego, por movimientos tectónicos, adquirieron la ubicación actual.

Su mejor vista se logra a unos 400 metros antes de ingresar al pueblo, sobre la ruta.

Su increíble belleza hizo de él la imagen de difusión de la Argentina turística en todo el mundo y sirvió de marco a innumerables comerciales y espectáculos nacionales e internacionales.

Noticias relacionadas