La Caleta Valdés es un importante accidente geografico constituido por una lengua de tierra de 30 km. de extension e islas interiores y una gran belleza paisajistica.

Caleta Valdes

Esta franja de tierra está compuesta por canto rodado, tierra y arena y encierra una porción de mar conectada a través de una pequeña boca con el mar Argentino.

En su interior existen dos grupos de islas con características geomorfológicas propias (algunas de ellas son Primera, Segunda y Gaviota).

En algunos meses del año (entre agosto y abril) es utilizada por los elefantes marinos del sur, dada su protección del mar y de los vientos, convirtiéndose en uno de los pocos apostaderos continentales de dicha especie.

También, desde 1983, Caleta Valdés conforma una Reserva Provincial Turística de 10000 ha, con el objetivo de preservar la fauna local.

En punta Bajos, se encuentra el Faro Punta Bajos, perteneciente a la Armada Argentina, librado al sericio el 12 de octubre de 1927

Alli encontramos un importante apostadero de elefantes marinos (Mirounga leonina).

Los animales pueden observarse desde miradores escalonados ubicados en el acantilado y sendero de interpretacion para llegar a la boca de la caleta.

El nombre fue colocado en honor a Antonio Valdés, protector de una expedición española que se extendió alrededor del mundo, entre 1789 y 1794, que bautizó con ese nombre a la caleta.

Posteriormente la península pasó a tener el mismo calificativo en lugar del de «San José», en los mapas de los primeros pobladores.

En temporada de reproduccion y cria pude observarse eventualmente la presencia de orcas.

Solo a 2 Km. hacia el norte se encuentra una pequena colonia de pinguinos de Magallanes (septiembre a marzo aprox.)

El área de Caleta Valdés cuenta con servicios sanitarios, restaurante y venta de regionales.

Otros lugares turisticos para conocer