A partir de 2021, los argentinos que quieran ingresar al bloque de 26 países europeos del Espacio Schengen deberán pagar una tasa de siete euros para recibir una autorización de ingreso. Este permiso se llama ETIAS.

El espacio Schengen incluye a 22 países de la Unión Europea y a otros cuatro europeos que no son miembros del bloque, además de microestados.

Desde 2021 requerirán a los argentinos y a otros 15 países latinoamericanos la gestión de un permiso a través del Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (ETIAS).

El trámite, según la Comisión Europea, se puede realizar online y demanda pocos minutos. En caso de ser aprobado, el pase permitirá a los viajeros permanecer y transitar por las 26 naciones miembros del Schengen por un plazo de 90 días.

El trámite se deberá realizar una sola vez. Los visitantes deberán indicar el país de ingreso y completar otros datos, como los estados que recorrerán, si tienen algún familiar en Europa, sus datos personales, estudios realizados, empleo y un cuestionario de seguridad.

Los datos que se incluyan en esta solicitud se cruzarán con bases de datos de la Unión Europea y de Interpol, y entonces se definirá si hay razones para denegar la entrada.

En la web oficial se indica que si la información del formulario de solicitud es correcta. Si cumple con los requisitos y no supone un peligro para la obtención de una autorización de viaje ETIAS, se aprobará la solicitud.

Una vez otorgado, el ETIAS tendrá una validez de tres años o hasta que expire el pasaporte del solicitante, lo primero que ocurra. De ser requerida una revisión adicional, el trámite demorará de 96 horas a dos semanas.

Habrá que pagar para viajar a…

Los 22 países de la UE que integran del Schengen son Bélgica, Checa, Dinamarca, Alemania, Estonia, Grecia, España, Francia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Malta, Holanda, Austria, Polonia, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia, Finlandia y Suecia.

Los cuatro países europeos no miembros de la UE que están en este espacio son Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Mónaco, San Marino y Ciudad del Vaticano (microestados) tienen abiertas sus fronteras en el marco del Schengen, pero no son parte de la zona libre de visa. Las islas Azores, Madeira y Canarias son miembros especiales de la UE y parte de la zona Schengen, pese a estar ubicadas fuera del continente europeo.

Noticias relacionadas