Desde 2011, la ciudad cuenta con un espacio natural municipal, la Reserva Natural de Santo Tomé.

Unas 259 hectáreas con 200 especies de aves y plantas, monos Carayá y cascadas, a orillas del majestuoso río Uruguay.

Corrientes es una provincia privilegiada por su riqueza natural, con lugares poco conocidos, pero que ostentan una patrimonio natural y turístico con destacadas características, en algunos casos únicos en el país.

Uno de los espacios con proyección en el noreste, es la Reserva Natural de Santo Tomé, creada en 2011, y si bien es incipiente su desarrollo, la riqueza ecológica que guarda invitan a que sea conocida, si el motivo es la búsqueda de la tranquilidad, el esparcimiento, el sonido de aves y agua, abrazadas por la vistosa tierra colorada, huella sobresaliente de esta microrregión.

Visitas guiadas, caminatas en senderos naturales, avistaje de aves, puntos panorámicos a orillas del río Uruguay, es parte de las opciones y alternativas que se puede hacer en el lugar.

El complejo comprende unas 259 hectáreas y se encuentra  a unos 1.000 metros de la zona urbana de Santo Tomé. Como patrimonio cuenta con 200 especies de aves y una misma proporción de plantas; además se pueden encontrar monos carayá.

Quienes deseen conocer el lugar, la Municipalidad cuenta con guías, en tanto que a partir de julio contratará el servicio de guardaparques y especialistas en biodiversidad de la provincia de Misiones con el propósito de continuar con relevamientos y estudios como parte del Plan de Manejo tendiente a organizar el predio.

Reserva Natural de Santo Tomé, Corrientes - foto: ellitoral.com.ar

Reserva Natural de Santo Tomé, Corrientes – foto: ellitoral.com.ar

El acceso es gratuito y quienes deseen hacerlo deben comunicarse con la Municipalidad, para ser acompañados con guías y se recomienda hacerlo con 24 horas de anticipación.

Existen cuatro miradores en la ribera del Uruguay, con determinadas cualidades, el primero de estos “es de carácter histórico cultural porque enfrente se desarrolló la anteúltima batalla de Andresito Guacurarí Artigas”, comentó la encargada del lugar, Mariel Vargas a El Litoral, quien señaló que “allí esta pensado colocar algo en memoria de él”.

Al costado de los senderos también se encuentran algunas cascadas que engalanan el paisaje. En tanto que se proyecta que uno de los caminos sea de tipo educativo y otro exclusivo para el avistaje de aves.

El complejo fue convertido en Reserva Natural mediante la Ordenanza 336/2011 y desde entonces la Comuna se aboca a ponerlo en valor para proteger los ejemplares y ofrecer una nueva opción para vecinos, visitantes y turistas.

En tanto que diferentes instituciones y sectores de la comunidad santotomeña colaboran permanentemente con el objetivo de brindar aportes al acondicionamiento del lugar y generar una conciencia ambiental en las nuevas generaciones.

En este contexto, los referentes locales se capacitan en la Nación entorno al Plan de Manejo de la Reserva, tendiente a elaborar el proyecto que marque el funcionamiento de la misma.

Por otro lado, con la intención de involucrar a los diferentes actores locales, se iniciará una campaña para colocar el nombre a esta área protegida, como parte del 150º aniversario de refundación de la ciudad, a recordarse el 27 de agosto. Para ello el lunes comenzará una serie de charlas en las escuelas primarias sobre el cuidado del medio ambiente, de los árboles.

Paralelamente se lanzará un concurso para que los alumnos santotomeños sugieran la denominación de la Reserva Natural de Santo Tomé.

fuente: Ministerio de turismo de Corrientes

Otros lugares turisticos para conocer