Un recorrido por la ciudad visitando los lugares mas emblemáticos. Haciendo el City Tour en Rosario se puede pasear, conocer, y comer en lugares donde se funden olores, sabores y ambientes que solo se encuentran en Rosario.

Palacio Municipal

Terminado en 1896, se construyó según el proyecto del arquitecto Gaetano Rezzara, un italiano radicado en Rosario. Inspirado en los palazzos florentinos renacentistas, el edificio rodea un patio central con arcadas y columnas de estilo jónico.

Se ingresa por una gran escalinata, a la cual se le agregaron posteriormente leones de mármol de Carrara, réplicas de los que existen en la escalinata de la iglesia San Lorenzo, en Génova. Estas esculturas fueron donadas por el entonces intendente Agustín Mazza.

Pasaje Juramento

Este Pasaje plasma la histórica idea de vincular la plaza 25 de Mayo con el Monumento Nacional a la Bandera a través de los edificios más significativos de la ciudad, como lo son el Palacio Municipal y la Iglesia Catedral.

Este enlace peatonal, a su vez constituye una apertura visual hacia el Monumento y el río. Se destaca en el conjunto, un camino puente sobre un espejo de agua en movimiento, en el que está emplazado el conjunto escultórico que la artista tucumana Lola Mora realizara para uno de los primeros proyectos del Monumento a la Bandera.

Con esta obra se hizo realidad la idea original de Angel Guido cuando proyectó el Monumento. Esta ubicado en la calle Buenos Aires entre Córdoba y Santa Fe hasta el Monumento a la Bandera.

Club Gimnasia y esgrima

El establecimiento cuenta con dos fachadas, ambas realizadas entre 1927 y 1930 por el arquitecto Angel Guido, el autor del Monumento a la Bandera. La primera corresponde al ingreso y a la cancha de pelota; la otra, a la pileta de natación.

La fachada de ingreso es de estilo neocolonial, una corriente (muy difundida en el noroeste argentino) que intentó rescatar los valores nacionales y americanos, y de la que Guido fue pionero. A la fachada contigua, caracterizada por elementos geometrizantes, Guido agregó un remate con tejas coloniales.

Palacio Fuentes

Palacio FuentesEl nombre recuerda a su propietario Juan Fuentes Echeverría, nacido en España en 1852 y afincado en Rosario a los 28 años de edad. Su primer empleo fue de lavacopas y dependiente de un hotel.

Luego adquirió un break que empleó en tareas de transporte en el camino de Rosario a San Nicolás. Más tarde, se dedicó al abastecimiento ganadero y agrícola.

El edificio se construyó con los mejores materiales que se podían conseguir, entre los que destaca el granito azul que cubre la base de la fachada, traído de las canteras de Colonia, Alemania. Fue, además, uno de los primeros edificios en altura de la ciudad, con estructura de hormigón armado.

Sus ascensores y el sistema de portero eléctrico, muy avanzados para la época, fueron importados de los Estados Unidos.

Merece una detallada observación la puerta de la Ochava , que fue fabricada en bronce en Alemania, es lo más destacado del palacio, con 3 m de ancho, 5 m de alto y dos hojas corredizas. Fue diseñada por Manuel Ocampo, quien se inspiró en la Puerta del Paraíso, del Baptisterio de Florencia. Hoy es la puerta de ingreso al City Bank.

A la manera de las obras del periodo gótico, tiene bustos que recuerdan al propietario, al arquitecto, al ingeniero, al constructor y a los artistas intervinientes M. Ocampo, R. Candia, A. Guido y C. Righetti. Se complementa con epígrafes en letras griegas que representan rostros indígenas, distintas razas, virtudes y defectos humanos, y versículos bíblicos.

En las restantes puertas de la planta baja hay relieves en bronce con los rostros del Dr. Nicolás Avellaneda y del general Julio A. Roca, figuras representativas de la Generación del 80 que hicieron posible el proceso inmigratorio

Tienda La Favorita

Fue fundada por los hermanos Ramón y Angel Garcia, nacidos en España. En 1891 se establecieron en esta esquina y, en 1905, instalaron una oficina en París para traer directamente la moda francesa y europea a Rosario. En 1912 construyeron aquí un primer edificio de dos plantas. Más tarde, encargaron a los arquitectos Arman y Presas la construcción del actual edificio de dos subsuelos, planta baja y tres pisos altos.

Resalta el gran hall central octogonal, de tres pisos de altura, que culmina en una gran claraboya decorada con vitreaux, a la manera de las grandes tiendas parisinas. También destaca una escalera de doble rampa, hoy un tanto deslucida por una escalera mecánica.

La entrada principal posee una gran marquesina de hierro y cristal. En el último piso estaba el Tea Room, con dos amplias terrazas pergoladas donde las damas podían tomar el té con masas y elegir los modelos de su preferencia, exhibidos por maniquíes vivientes. Actualmente lo ocupa para otras funciones una empresa comercial.

Paseo del Salvador

Este espacio surgió a partir de la recuperación del borde lateral del cementerio El Salvador, en el marco del Programa de Resignificación de Cementerios con intervenciones periféricas a las necrópolis que tiene como objetivo la integración a los espacios urbanos con una mirada cultural.
En él se puede apreciar la imagen de María Auxiliadora, una escultura italiana que data de 1870. Se trata de una escultura de mármol de Carrara de 3,5m de altura y 7 toneladas de peso que a mediados del siglo XIX fue enviada a Rosario como obsequio de parte de Don Bosco a la Iglesia María Auxiliadora de la Congregación Salesiana.
La imagen de la virgen y el niño es del escultor italiano Enrico Arrighini, quien la realizó en 1870 en su taller de Pietra Santa, provincia de Lucca, Italia.
Ubicado en la Av. Pellegrini entre Ov. Lagos y Suipacha

El Boulevar Oroño

En 1862, el radio urbano recién alcanzaba las actuales calles Sarmiento y Mendoza, mientras la población se aproximaba a los 23.000 habitantes. La Municipalidad de Rosario, con gran visión de futuro y anticipándose al desarrollo urbano, ordenó el trazado de dos bulevares de cuarenta varas de ancho y una gran plaza en su punto de encuentro.

Así se iniciaron el Bulevar Santafesino, hoy Oroño; el Bulevar Argentino, hoy Av. Pellegrini, y más tarde el parque de la Independencia.

En 1887 se emprendió la traza del Bulevar Santafesino (Oroño), rodeado de terrenos todavía despoblados y sin valor, originando un vuelco fundamental en el área. Contaba con dos vías de circulación vehicular y una tercera para peatones, separada por canteros dentro de los cuales se colocaron las palmeras y los plátanos.

Hacia finales del siglo XIX el Bulevar Santafesino se fue transformando en el paseo elegante y obligado para las familias prestigiosas de Rosario.
Era de rigor desfilar de ida y vuelta los domingos en coches tirados por hermosos caballos rusos o árabes, para así figurar los lunes en las páginas sociales de los distintos diarios de la ciudad.

También comenzó a ser el escenario de los festejos carnavalescos, y por él transitaban las carrozas y coches descapotados con disfrazados y mascaritas.

En 1904 se cambió su nombre por el de Bulevar Nicasio Oroño, para recordar a quien fuera jefe político de Rosario, diputado provincial, senador nacional, constituyente y gobernador de la provincia de Santa Fe en 1865 y 1868.

Paseo del Siglo

En el Paseo del Siglo se puede retroceder en el tiempo, cuando transcurría una época en la cual la arquitectura rosarina tuvo su máximo apogeo. En sus calles aún se pueden observar soberbias mansiones con sofisticadas vidrieras de comercios exclusivos y edificios públicos.
Es uno de los sectores destacados del centro de Rosario. Recorriéndolo se aprecian edificios históricos públicos y privados de notable estilo, que conservan las huellas de lo que fue el epicentro de la actividad política, económica, religiosa y social de la urbe.

A lo largo de este paseo se ubican boutiques muy elegantes y refinadas, con modelos de alta costura. Dentro del ‘Shopping Del Siglo’, con entradas por las calles Córdoba, Presidente Roca y Rioja, es posible disfrutar de un complejo de cines, un patio de comidas, comidas rápidas y decenas de comercios de todo tipo.

Una vez recorrido el Paseo del Siglo se puede continuar por Bv. Oroño, donde las mansiones se lucen en todo su esplendor. Caminando hacia el sur se encuentran el Parque de la Independencia y el Palacio de los Tribunales de Justicia.

Hacia el norte, el Paseo de los Artesanos, la ex Estación Rosario Norte de Ferrocarriles y el Parque de las Colectividades. Ubicado en la calle Córdoba entre Paraguay y Boulevard Oroño.

Estación Rosario Central

El terreno de la terminal del Ferrocarril Central Argentino abarcaba, a partir de 1863, desde la Av. Wheelwright (abierta por la Empresa en homenaje al pionero del riel) hasta el río Paraná, y desde la Av. Corrientes por el sur hasta Balcarce por el norte.

En la intersección de Wheelwright y Corrientes, hacia 1868, se comenzó a construir un complejo formado por la estación y la administración del Central Argentino, concluido dos años más tarde.

El estilo neogótico italiano de estos edificios, en ladrillos vistos, es muy característico de las construcciones ferroviarias inglesas de esa época. En la torre de la administración destacan un campanil, que simboliza el progreso expresado por el ferrocarril, y su reloj. que marcaba la hora oficial para la ciudad.

Otros lugares turisticos para conocer