La caminata a los Cerros Monje y Negro, es uno de los atractivos de Villa Traful que atrae a caminantes de distintos niveles de dificultad.

Si bien el objetivo con mayores vistas es acceder a la base del Cerro Negro, es posible acceder a la piedra conocida como “naso” donde luego de una subida de poca intensidad, se puede disfrtar de una hermosa vista para compartir en familia.

El acceso al sendero se encuentra a unos 500 metros desde el campo deportivo La Portada, siguiendo por la calle que sube desde la estación de servicio al barrio sobre la ladera. Luego de llegar al “naso” continúa la senda entre ñires achaparrados y especies de pequeña altura con vistas espectaculares del Lago Traful.

Cerro Monje y Negro, Villa Traful

Se llega así a la base de los acantilados del Cerro Negro. Allí el suelo está compuesto por material de arrastre de la parte superior (piedra y arena). Se puede rodear las torres del Cerro Negro por la izquierda. Así se llega al sector más alto de aproximadamente 1900 m. donde se localiza un monolito.

Las vistas desde el cerro negro son hermosas pudiendo visualizar los cerros Falkner y el volcán Lanin.

Es una caminata exigente, para jóvenes o adultos con buén estado físico. Requiere de un día entero para disfrutarla. El regreso se puede hacer por el camino de ascenso. Otra opción es descender por el Arroyo Coa Có y Pampa de los Alamos.

Por su altura, la vista es importante en días despejados. El primer plano corresponde al lago Traful en toda su extensión. La Cordillera de Los Andes con su cadena de volcanes y hasta el casquete de hielo del volcán Lanín.

Los Cerros Monje y Negro aparecen como punto final de un apasionante recorrido que además hace de mirador hacia fascinantes paisajes.

Datos útiles

Recorrido total ida y vuelta: 10 kilómetros
Tipo: caminata, trekking
Nivel de experiencia: se requiere buen estado físico
Recomendación especial: llevar vianda y agua

Fuente : Turismo Villa Traful :

Otros lugares turisticos para conocer