El histórico pueblo de Yavi se encuentra a 16 km al este de la ciudad de La Quiaca por ruta asfaltada, sus casas son de adobe, con típicos techos de cañas, barro y paja, adecuado abrigo para las heladas noches puneñas.

Sus orígenes se remontan al año 1667, cuando la corona española otorgó por merced al primer marqués de Tojo los terrenos de la comarca.

Sin duda unos de sus atractivos más conocidos es su capilla de gran belleza arquitectónica de sencillas y armoniosas líneas, que fue terminada en el 1690 por la familia del marques de Campero y la marquesa de Ovando.

El púlpito, los altares y los retablos son realzados por una cubierta de láminas de oro. A pocos metros de la Iglesia se encuentra, lo que fue la casa del Marques de Yavi en el Siglo XVIII, actualmente funciona como biblioteca y museo exponiendo elementos y réplicas que pertenecieron a los habitantes del lugar.

Este templo y la Casa del Marqués de Tojo, de amplios muros y grandes patios, convirtieron este lugar en Monumento Histórico Nacional.

A cinco kilómetros de Yavi, casi en la frontera con Bolivia se encuentran todo tipo de pinturas rupestres hechas siglos atrás por los aborígenes que habitaron esas tierras.

La Semana Santa se transculturaliza con el pueblo originario sincréticamente: los integrantes de «Las doctrinas» bajan desde los cerros, vistiendo hábitos y con antorchas y farolitos de papel, entonando cánticos religiosos, acostumbran crear coplas y canciones que adaptan a la letra de oraciones, salmos y alabanzas.

Destinos turísticos cercanos

Otros lugares turisticos para conocer